01. Introducción: el Inicio y el Final

Alf May Luis CastellanosUn 10 de agosto de 1980, nos acercamos un poco más de 500 venezolanos, a la Academia Militar de Venezuela, en el Fuerte Tiuna, enclavada en la ciudad de Caracas, Distrito Federal (para la época), de la República de Venezuela. Afuera se podía leer: “Formamos Hombres dignos  y útiles a la patria”. A partir de allí contaríamos cuatro (4) años de formación en la que sería nuestra “Alma Mater”.

De nuestro primer año recuerdo a la plana mayor del Curso Militar, comandados por el Alf Mayor Ronald Blanco La Cruz. Los Alféreces Auxiliares eran: Edgar Hernández Behrens, Carlos Guyón Celis, Oswaldo Gutiérrez Reyes y Saturnino Cid Conde. ¿Cómo olvidar las primeras maniobras que hicimos en las cercanías de Coro (Buchuaco), en el Estado Falcón, y los Juegos InterInstitutos Militares? Los cadetes distinguidos en ese año eramos Alirio Naime, Egdar Padrón, Victor Armas y un servidor.

Al ascender a segundo año, los cadetes distinguidos eramos seis: Alirio Naime, Egdar Padrón, Victor Armas, Mario De Marchis,  Manuel Pérez, y un servidor. El Alférez Mayor era Nelson Trías Jiménez, y los Alféreces Auxiliares eran: Javier Vanegas Silva, Reinaldo Berardinelli Tovar, Oswaldo Méndez del Moral y Darío Pacheco Blanco. Una época indeleble en nuestra memoria fue el Curso de Armas Colectivas y el Curso de Cazadores, llevados a cabo en Maturín, Estado Monagas, y en Cocollar, Estado Sucre, respectivamente. Allí aprendimos muchas cosas, y empezamos a unirnos como Promoción.

Al ascender al tercer año, el Brigadier Mayor fue quien escribe, apoyado por los Primeros Brigadieres: Edgar Padrón, Víctor Armas, Alirio Naime, Elisaúl Colina, Héctor Coronado, y Manuel Pérez U. Ese año fue marcado por el Curso de Paracaidismo, llevado a cabo en las instalaciones de “La Placera”, en Maracay, Estado Aragua, y nuevamente por los Juegos InterInstitutos de Cadetes.  El Alférez Mayor fue Carlos Bonillo Estrada, acompañado por los Alféreces Auxiliares Simón Paredes Jagemberg, Antonio Rivero Hurtado, Jesús García Rojas y Freddy De Oliveira Monteira.

En cuarto año, al llegar a conformar el “Curso Militar”, cantando el “siempre alegre al trabajo me voy, pues del cuarto año soy…”, me vienen a la mente los Juegos Deportivos Panamericanos, que se llevaron a cabo en Caracas, con la presencia de una gran cantidad de cadetes de varios años. El Alférez Mayor, un servidor. Me ayudaron en la difícil tarea de conducir las riendas de los Cadetes, los Alféreces Auxiliares Alirio Naime, Víctor Armas, Edgar Padrón y Oswaldo Esperanza. Un siete (7) de julio del año 1984, nos graduamos sólo 109 de aquellos quinientos que ingresamos cuatro años atrás. Llenos de entusiasmo, llenos de vida, llenos de emoción, llenos de ansias de trabajar por Venezuela.

Hoy, nos encontramos 30 años después. Han pasado muchas cosas, que veremos en las siguientes páginas. Han ocurrido muchos cambios, tenemos kilos de más, arrugas surcando nuestras frentes, menos cabello, o cabellos grises, han fallecido unos, pero los otros seguimos igual, llenos de entusiasmo, llenos de vida, llenos de emoción, sabiendo que hemos cumplido con nuestra misión, y que muchos la seguiremos cumpliendo hasta que tengamos vida.

No puedo decir que ha sido fácil ser el Alférez Mayor de la Promoción por más de 30 años. Quisiera decir que hemos sido una Promoción unida como muchas promociones, pero no fue así. Nos conformamos desde recién graduados en grupos diversos, y así fuimos pasando nuestros años de carrera.

Eso sí, muchos reconocen que nuestra Promoción fue, y sigue siendo una buena Promoción, con mucha gente valiosa, y mucha gente que ha sido ejemplo de varias promociones.

Pero en los últimos años, la política desunió a los que ya estábamos desunidos, y así como en el país, había una mitad que apoyaba al Gobierno Revolucionario, y otra mitad que no lo apoyaba.

Ha sido difícil tratar de ser un mediador imparcial entre ambos grupos, tratando de lograr momentos de unión entre todos los miembros de la “Juan Gómez”, y reconozco que a veces no lo he sido. Nunca se me olvida el acuerdo de “Apoliticismo” que firmamos al entrar en la Academia Militar, y el ser “no deliberantes”.

Difícil también fue el buscar a varios de los Oficiales de Planta que nos ayudaron a formar para que nos pudiesen dejar algún mensaje de aliento o de salutación.

Pero lo más difícil para mí, fue el lograr que todos y cada uno de los miembros de la Promoción pudiese enviarme sus fotos y datos biográficos. En algunos casos tuve que hacer de detective informático y conseguir lo que estaba buscando ya sea en Facebook o en Google.

Dejo algunas preguntas para que las analicemos y podamos contestar: la Promoción, ¿Dejó huella en la Academia Militar? ¿Dejó huella en el Ejército? ¿Dejó huella en la Fuerza Armada? ¿Dejó huella en Venezuela?

Espero que disfruten de este viaje al pasado, y de un breve recorrido por la historia de nuestro país.

 

Luis Castellanos Hurtado
Alférez Mayor de la Promoción “Gral Bgda Juan Gómez Mireles”

Banner De todo un Poco con URL

Anuncios

Publicado por

Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos